Sobre Andrea Gonzalez-Villablanca

6.19.2016

Día del Padre: ¡El único que nos entiende!

«El triunfo de un padre, no se mide en herencias materiales, sino en su capacidad para extraer el alma de la vida y dotar de calidad humana a sus hijas» – Andrea González-Villablanca
Andrea Ghis González-Villablanca_Miguel ángel González_ Aranza_Ritz

Confieso que su vida, provoca la misma sensación que eclipsa a todo simple mortal frente a una obra de Michelangelo Buonarroti. Cuando estoy con él, siempre imagino una caminata por la Ciudad del Arte, siendo observada por los florentinos y pensando que, en esta vida, no podía tener otro padre que no fuera él.

Son las 00:59 am. Mis pensamientos se ordenan entre la luz tenue de una deliciosa vela de vainilla, mi perfume y una serenata de Bocelli. Comienzo a escribir sobre un genio con huellas imponentes, un nuevo hombre de rica cultura clásica e interés sobre la evolución humana.

Reflexiono, acerca de todo lo que sigo aprendiendo de él y mis pensamientos debaten, sobre lo que dijo Luis Alejandro Arango “Ser padre es la única profesión en la que primero se otorga el título y luego se cursa la carrera”

Tomo un poco de mi té verde con jazmín y considero que un día no es suficiente para describir todas las virtudes de un padre, como el mío.

Andrea González-Villablanca_Ritz_elle agent

Mi mente dibuja bocetos con extrema precisión y mientras la luna toca mi ventana, le cuento que no sólo es mi gran amigo. Es un héroe real y multifacético, con una historia de vida superior a cualquier guión de Hollywood o documental de History Channel. Su ejemplo, es la mayor de mis fuerzas.

La luna me observa fijamente y le digo que él, fue tallando mi mente hasta esculpir un pensamiento honesto, leal y sincero que se traduce en sabiduría para enfrentar la vida. Es un luchador que me ha enseñado a no rendirme jamás hasta vencer todos y cada uno (que son muchos) los obstáculos que me impiden llegar al objetivo.

«Cada bloque de piedra tiene una estatua en su interior y es la tarea del escultor descubrirla»

En momentos como estos, recuerdo esos bloques de piedra. Una infancia, que se revive mediante sus travesías para llegar a tiempo, después de largas horas de trabajo a todas mis presentaciones de ballet con grandes ramos de flores. Era el primero en bailar conmigo el tradicional vals de las reinas. El único amigo en celebrar mis altas calificaciones y reír con las bajas (nunca se enojó). A pesar de su cansancio, nunca tuvo excusas para ayudarme con las tareas.

Siempre me sorprendía en navidades, cumpleaños o pascuas con juguetes, ropa o mazapanes que ni siquiera existían en los lugares donde vivimos. O con bienvenidas de año nuevo en medio del mar.

Mi padre es capaz de extraer el alma de la vida como una amante de las bellas artes, ha alcanzado la supremacía sobre lo humano y sus conversaciones significan soñar con nuevas cimas de maestría.


La luna sigue ahí, oyéndome entre las nubes y contarle sobre mi padre, me llena de orgullo. La animo a interesarse en cómo eran nuestros fines de semana durante mi niñez. Me envuelvo en una delicada manta beige y le digo que vivimos días completos en museos enseñándome de arte o en el mar oyendo su música favorita interpretada por quienes hoy convertí en mis entrevistados. O en medio de la naturaleza comiendo sus ricas preparaciones culinarias, ¿mi favorita? Los enormes trozos de pizza,  con ingredientes secretos irresistibles.

Son las 2:20 am. Nada me interrumpe. Y sigo relatando episodios de mi infancia. Mi papá era mi ídolo del fútbol. Yo, celebraba sus goles y admiraba su talento no sólo en el deporte, sino en todo lo que hacía y hace. Tiene una capacidad única para reinventarse, sea cual sea el oficio, él lo desarrolla siempre buscando la perfección. Todo lo transforma en arte y experiencia de vida.

Cuando fui cincelando mi existencia, él siempre confió en mí y me demostró todo noble símbolo de libertad para tomar mis propias decisiones. Me permitió viajar sola, derribar distancias, estudiar lo que quisiera, correr y detenerme, ser arquitecta de mi propio universo. Si me equivocaba, decía “no importa, toda experiencia sirve y aprenderás algo que no sabías”

Como dotado de una visión, adivinó mi futuro y el de mi hermana y nos preparó para ello.

Ghis Andrea Miguel González-Villablanca Ritz Agent Elle

Me enseñó a amar quien soy, a valorarme como mujer, a educarme, enriquecer mi interior para evolucionar y poder controlar mis pensamientos, proteger mi dignidad, detectar las prioridades de la vida, valorar mi tiempo y jamás permitir que cualquiera malgaste mi mente. Me ha enseñado también que las relaciones sociales deben ser cuidadas y por sobre todo respetar mi intimidad y defender mi privacidad. “De la vida personal no se habla, si hablas hazlo con límites y no se pregunta nada que incomode. Eso demuestra nuestra educación” Si alguien acude a mí para contarme su vida, lo escucho, le doy mi tiempo por la confianza que depositó en mí, si me pide un consejo, se lo doy, pero eso no me obliga a hablar de la mía. Para él ese es el éxito de vivir en sociedad y no caer en trampas.

De él aprendí a ser ciega, sorda y muda ante la estupidez ajena, pero nunca caer en la brutalidad de pretender encajar dónde no me agrada. Mi objetivo es más importante, caminar sin mirar atrás y menos a los lados. “La competencia eres tú misma”, siempre me lo dice.

Mi padre, ha trabajado a un ritmo tan intenso que no tardó en gastar el filo de sus herramientas y tuvo que forjar unas nuevas. Rara vez cuenta con ayuda, es más, me atrevería a decir que nunca.

Describir a mi padre, es entender que la vida es difícil para quien no vive de herencias, ni corrupción. Que el trabajo es la única vía para ser alguien y vivir de forma digna en este mundo. Que cuando caímos estamos completamente solos, porque las “amistades” sólo están en momentos de gloria. Por eso, admiro su solidaridad con quienes lo necesitaron y con quienes nunca lo merecieron.

Miguel Ángel, es el padre que toda mujer quiere, el responsable de enseñarme lo que debo admirar y rechazar de inmediato en un hombre. A un padre como él nada lo detiene, si he caído enferma en cualquier lugar del mundo, no importaba la distancia, su instinto protector lograba magia y ahí llegaba.

Miguel_Ghis_Aranza_Andrea González-Villablanca_Ritz

Gracias a papá, conocimos a Aranza, él la rescató de una vida que no le correspondía. Fue el mejor padre que Arancita pudo tener y siempre respondió con una sonrisa que escondía un no inmediato, cuando pedían su mano. Seguramente, un hombre como él, no sería aceptado en culturas donde los padres obligan a sus hijas a cumplir con tradiciones machistas que esclavizan a una mujer a cumplir su único rol aceptado por la multitud, un simple objeto de placer y/o reproducción. Mi padre, se ha empeñado en criar hijas con espíritus indomables que logren un impacto positivo en el mundo, que sean capaces de aportar y dejar huella ¡Somos afortunadas! ¡Él es el único que nos entiende!

MISION

Un día leí que Michelangelo, nació con un talento excepcional pero su padre no supo ver el don de su hijo. Mi padre siempre se ha diferenciado de ese tipo de padres. Él reconoce nuestros dones, confía en nuestros sueños y los apoya. Por eso, mientras la luna no me pierde de vista, le comento que nuestra misión como hijas es hacer todo lo humanamente posible para no fallarle.

Andrea_Florencia_Miguel_Ghis_Aranza_ González-Villablanca_Ritz Elle Europa

Admiro sus conocimientos, su temple, su entrega total a su pequeña familia, sólo somos 5 (incluida Arancita, aunque ya no esté con nosotros). Nadie más, sólo él y sus cuatro mujeres, ¡unidos en esta y en todas las vidas! Ése es nuestro mayor pacto de amor ¡Somos almas gemelas!

ALGO DE MI
La luna sigue acrecentado ese brillo atento a mi relato, siento que la he hechizado con una polaridad de temas y formas. Me acechan los bostezos, son pasada las 3:00 am y la noche me responde. De mi padre hay mucho en mí.

“En Florencia la rivalidad es tan grande que aquel que se permite un descanso, cae en el olvido. El aire está saturado con el deseo de alcanzar honor y gloria”

agent elle5

Esa es la frase que ha quedado grabada en mi mente, es la vida misma y si las más bellas obras de Michelangelo residen en Firenze, comprendo que no pude ser más bendecida al tenerlo como papá. Siempre lo dibujé con una gran corona porque es el único rey en nuestras vidas. Gracias por querernos tanto y demostrarlo día a día.

« La fe en uno mismo es el mejor camino y más seguro» 

Gracias por enseñarme el arte de la existencia y permitirnos crear nuestra propia concepción de la vida. Gracias por ser el mejor padre para Ghis, para Arancita y para mí y por elegir a la mejor mujer de la tierra a Florencia, para ser nuestra madre. Gracias Papá, de corazón, mente y alma, ¡TE ADORO! 

¿Quién se atrevería a medir a un genio como tú? ¡Feliz Día Papá!

¡Hoy brindamos por ti!

agent elle

agent elle3 (2)
agent elle3 (1)
SAM_2230
SAM_2232
Texto publicado en AGENT ELLE, para Revista ELLE España

Agent ELLE - El blog de Andrea González-Villablanca en

© 2006 - 2016 • Copyright Andrea González-Villablanca • Todos los derechos reservados • Prohibida la reproducción total o parcial del presente texto, fotografías y/o modificar el contenido

No comments: