Sobre Andrea Gonzalez-Villablanca

2.15.2016

AGENT ELLE - El Hilo Neruda - DiCaprio ¿Sin Santos ni Valentín en la Corte? - El Sí para DiCaprio, cábalas y supersticiones.

Para que nada nos amarre, que no nos una nada… – Pablo Neruda

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elle


Amarrada y escondida entre las rocas de sus brazos, mis pies desnudos, esquivaban lágrimas que caían sobre la rosa azul de pétalos rabiosos.


Frente a ese mar que era todo para mí, viajé por toda latitud emocional para exigirme volver. Seleccioné conocimientos que no me servían de mucho porque navegaba sobre la piedra e intenté descifrar ese hilo que algunos le llaman destino.

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent ellef

Esta mañana, me pregunté si estaba lista y es que aún no lo sé.

_periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elle

Recuerdo ese 5 de marzo cuando hacía dos días tras la pérdida de Aranza, mi pequeña alma gemela y compañera poodle durante 15 años. El 4 de marzo el hombre más valioso de la tierra cumplió años, mi padre. Hace otros algunos años, mi madre me regaló versos de Neruda y un tiempo atrás la concepción holística del mundo, depositaba en mis manos esos 20 poemas de amor y una canción desesperada, mágicamente frente al mar.

Lo sigo recordando, es 5 de marzo y parece ser un día de desencanto que se funde en el relato de un amor perdido, de la soledad y del llanto por la ausencia. Es 5 de marzo, el día en que comienza la transformación y mi voz a través de sus palabras.

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elleo

El mundo, la vida, me hablan de lo violento, de lo extraño y de esa locura surrealista que se engancha a la esperanza. ¿Yo? Sigo perdida en las enseñanzas del mar, estirando este hilo hasta el infinito.

Habían pasado largos años sin regresar a este lugar. Pero voltear, significaba encontrarme con él. Experimentar una ficción real de mutuo aprendizaje y ayuda que, sin importar el tiempo, la distancia o las circunstancias que nos habían separado, hoy el marfil compacto de nuestras historias, me invitaba a escribir cosas que le pido prestada a su vida y también a la mía.

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent ellek

En cada rincón pop art rozaba su alma. Mi corazón estaba desgarrado y la sensación de juzgarme atada por la fuerza de la vida, me empujaban al lápiz y papel.

Se fugaron los dioses, se ahuyentaron las distancias y él me dio sonetos para gritar lo que sentía. Perseguí su aire, su mar, extravagancia y el capricho de una imaginación sin cadenas y memorias que me incluían en la isla de sus versos… Busqué que sus poemas alienten mis alas y … continué.

Tenía 5 años cuando visité su casa en Isla Negra por primera vez. Entre tertulias literarias con mis padres, recuerdo ese momento como el famoso “cuento del hilo rojo japonés”.

A los 5 años sabía que, si volvía a este lugar, sería por decisión de la fuerza vital con “la invitación a comprender al ser humano como parte de un todo, de una red de vida que se nutre de las relaciones, el dar y el recibir; que cobra sentido cuando comprendemos por qué estamos en la vida de alguien o de qué manera podemos ayudarle en su camino”. Aquí, fue donde encontré respuestas, que seguían esta red perpetua de cuestionamientos.

No puedo pensar, cómo fue posible que pasaran tantos años sin volver. La pérdida de Aranza marcó mi regreso. Caminé sobre el jardín de la casa, me reencontré con un campanario que parecía inalcanzable en mi primera visita. Un bote, una fuente de agua, donde muchos lanzamos monedas a cambio de un deseo. Hacia el mar y con una vista gentil me acerco a los restos de Pablo Neruda y Matilde Urrutia, su última mujer.

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elles

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elleP

Intenté satinar mi alma con el capital de su mente, ramificarme más allá de mi cuerpo y unirme al universo y a los seres que hay en él. Me acompañaba mi familia, y parecía que esas tertulias literarias de mis 5 años se habían detenido ahí… para … hoy continuar.
Andrea González-Villablanca, elle.es, pablo neruda
Andrea González-Villablanca, elle.es, pablo neruda (1)
Andrea González-Villablanca, elle.es, pablo neruda (2)
Tomé fotografías y analicé la vida como nunca antes. Las olas que rompían, como un espectáculo de Dios para mi vista, me resonaban los momentos junto a Aranza. Y es que Neruda amaba los perros, tanto como yo.

Permití callarme en el silencio suyo. Miré lejanas mis palabras, porque más que mías eran suyas.

Quise ser la musa destinataria de esa poesía. Quise que me oiga desde lejos y que mi voz lo alcance. Quise entender cuál era mi misión.

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent ellei

Indagar en Neruda, es abrir la puerta para descubrir a un grande que nació en un país de pequeñeces. Un hombre entre la masa que se convirtió en único. Un único que usó el cerebro, la imaginación y la esperanza para conquistar el mundo.

Navego en el soneto de su idioma y del mío. Entiendo cómo un niño nacido en el sur de Chile, viajó con sólo 16 años hasta la capital para reinventar el lenguaje y convertirse en uno de los más históricos Nobel de Literatura.

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elled

Neruda, le dio la gloriosa expresión de la palabra a hombres y mujeres de todo el orbe. Sus obras traducidas a más de 35 idiomas dieron sentido al amor que alguna vez existió.

La misión parece fácil, pero eso del romanticismo no me va. A pesar de ello, me rindo ante quien se empeña por enjoyar su habla. Amo las palabras reales, no las futuras, confío en quienes creen en que el destino es hoy y no mañana.

Si me extiendo, me enredo y no se corta este hilo que me llevó a Neruda, comprendo que la sensibilidad del arte es lo mío. Abrillanto mi situación actual, lloro mi perdida, atesoro mi valiosa compañía y danzo en el amor del poeta. Ese amor inexplicable, inconfesable y contradictorio. Esa adicción por la intensidad de la vida que no se resume como hoy en 140 caracteres de Twitter, o en la ausente autoestima y la falsa vida de las redes sociales, o quizás… en la expresión de los “te quiero” abreviados y vacíos a través de chat o WhatsApp.

Quisiera conocer más Nerudas. Atrevidos, soñadores decididos y sin cobardía. Esos anticuados pasionales e íntimos que escriben de puño y letra extensas dedicatorias.

Esos que expresan mirando a los ojos y no tras una pantalla. Añoro esas cartas con perfume a vejez, pero me pregunto:

¿Las mujeres de hoy limitaron la mente e inspiración en la creación de un poema?

¿Hemos perdido la astucia de la feminidad que sea capaz de conquistar la imaginación de la poesía?

¿Será que la caballerosidad murió cuando murieron las damas con perfume a mujer, aquellas que no huelen a un chocolate barato?

¿Quiénes serán los culpables? ¿Las redes sociales, la discapacidad para evolucionar en planos más amplios, la facilidad de la mujer o la constante insatisfacción del hombre que concluyeron en denigrar nuestro genero? ¿Será que se nos negó el derecho a encontrar el tesoro que esconde el lenguaje de la vida?

Amar nuestro idioma, el sentimiento que nos entregan las letras, frases y oraciones, construir arte a través de la seducción del habla. ¡Eso es lo que nos falta! Como dice una buena amiga “En la decadente era que vivimos, al parecer vale más hablar inglés que ser incapaz de hilar una frase en un bonito español”

¿Qué nos pasó? ¿Acaso la tecnología nos negó el derecho al aprendizaje del buen habla?

ALGO DE MI
Sus versos se han convertido en el bolero de mis mantras. Neruda y yo amamos todas las cosas no sólo las supremas. Y es en esa poesía libremente melancólica, en ese amor y desencanto, donde radica la sensación de no atarme a nada, ni nadie. Quizás es demasiado tarde, pero confieso que, como él, mi amor por el mundo perruno, ¡es chiflado!

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elle.


“Un perro ha muerto”, es uno de los bellos poemas que Neruda, le escribió a sus queridos perros.

Con él pasó sus últimos días en su amada isla. Se sentaban juntos y miraban el mar. No se cansaban de mirarlo. Neruda le hablaba mientras fumaba su pipa y le acariciaba su peluda cabeza. “Así me gustaría quedarme siempre -escribió en “Confieso que he vivido”- frente al fuego, junto al mar, entre dos perros, leyendo los libros que harto trabajo me costó reunirlos, fumando mis pipas.” En septiembre de 1973 y en vísperas de su muerte tras el golpe militar en Chile, cuando ya enfermo lo sacaron en camilla de su casa de Isla Negra, Neruda acarició a su perro y cuentan que Chu Tuh, le lamió su mano. No volvieron a verse nunca más.
pablo-neruda-ve-matilde-urrutia

“Cuando Neruda y Matilde Urrutia se casaron poéticamente, frente a la luna en la isla de Capri, él único testigo de tanta felicidad fue Nyon, el perro así nombrado en honor a una pequeña ciudad cercana a Ginebra: “Allí, en la terraza -cuenta Urrutia en sus memorias “Mi vida junto a Pablo Neruda”-, temblorosa de emoción, vestida con mi traje verde que daba luces, sentí que la luz de la luna no era fría (…) Allí Pablo le pidió a la luna que nos casara. Tomó mi mano y me puso el anillo. Cantábamos, bailábamos, nuestro perro Nyon, testigo de tanta felicidad, quería participar en alguna forma y nos seguía mientras bailábamos enredándose en nuestros pies”.

Nuestra personalidad que no da señales de recibir un sí o un no, o nuestra negación a renunciar a la esperanza es lo que me instala en el lecho para decir que en Neruda, hay algo de mí.

Tal y como lo dijo en su discurso mientras recibía su Nobel, él creía en su poesía y fue esa esperanza enloquecedora la que lo llevó ahí. Yo, creo en mí, en esa confianza que me mantiene de pie.

EL HILO NERUDA TRAZÓ MI VIDA

periodista andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elle_


No sé si es la esperanza o las enseñanzas que dejó Aranza, pero estoy segura que fue ella quien me lanzó este hilo llamado Neruda. Lo curioso y lo que sé, es que el 26 de abril las coincidencias de la vida y mientras celebraba el aniversario de mis padres en The Ritz – Carlton me encontré con otro Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa. ¡No imaginan la emoción al ver un Nobel de las letras frente a mí!

Mario Vargas Llosa_Andrea González-Villablanca_Nobel Literatura_ Periodista

El 17 de mayo se publicó una entrevista que di a Mujer Impacta, una organización chilena que distingue a mujeres Arquitectas de Cambio que con su vida y trabajo influyen positivamente en la sociedad. Les comento esto, porque como no me encontraba en Chile para la entrevista el tema de la fotografía fue lo más controversial.

Luego de enviar una cantidad suficiente, finalmente se escogió una foto tomada el 5 de marzo en Casa de Neruda. Curioso, ¿no?

collageM
Para los japoneses esta es una forma de pensar, que nada es producto de la suerte y que no somos tan poderosos cuando creemos que decidimos sobre nuestra vida. Hoy a esto le llamo el hilo Neruda.

Andrea González-Villablanca, agent elle, isla negra, neruda

Son casi las 3:00 am. Confieso que durante mi distancia de Agent Elle, viví un torbellino en mi mente y a veces, siento que sigo apegada a sus brazos, como una enredadera.

Inexplicablemente, me he sentido ausente, como si un beso del sol negro cerrara mi boca.

Agradezco a este Hilo Neruda, rojo o japonés, que me regresó a él para bordar sus poemas. Agradezco a Neruda por ayudarme en este nuevo camino, por darme las palabras que no tenía para expresarme, pero que me invitan a entender lo que algún día oí  “Amar” es “cerebralmente un baile y hay que bailar con quienes puedan danzar en el cerebro de uno” e inspirar el don de la palabra. Finalmente, esa es la belleza y letra del lenguaje que le da sentido a la vida.

periodista_ andrea gonzalez-villablanca_pablo neruda_elle.es_agent elle

Son las 3:15 am acomodo mi cabello en un cojín chanel, pienso en que definitivamente no nací atada a nadie más que a los míos y al periodismo. Aun así, percibo las señales de los frágiles latidos de mi corazón que se entrelazan a una promesa donde renace la ilusión de despertar desamarrada …

Pero ya era tarde… me siento amarrada a un Nobel.

Texto publicado en AGENT ELLE, para Revista ELLE España
Agent ELLE - El blog de Andrea González-Villablanca en



DiCaprio ¿Sin Santos ni Valentín en la Corte?
 “El sobrevive a elementos extremos, es abandonado para morir por sus compañeros de cacería, es enterrado vivo y al sobrevivir tiene que arrastrarse por cientos de millas en este mundo salvaje que desconoce” – Leonardo DiCaprio

LEONARDO DI CAPRIO_VLADIMIR PUTIN_AGENTE ELLE_ANDREA GONZALEZ VILLABLANCA (2)

Por Andrea González-Villablanca

Son los primeros minutos de este 14 de febrero y las llamas que encienden esta misión impulsan mis deseos por comenzar. La elección fue acertada: Una vela victoriana, flores en color rosa, un perfumado té verde con jazmín y… ¡DiCaprio!

agent elle_leonardo dicaprio_ritz

agent elle

Huyo a mi computadora y reflexiono sobre “los pocos” con pretensiones de llevarnos a un nivel de consciencia superior. Analizo sus gestos, su historia, su entrega, pasión desmedida para interpretar y entiendo la capacidad de trasformación que se adueña de nuestras almas frente a la sobrevivencia.

Mediante la autenticidad de sus rasgos aleonados, lenguaje corporal y gran apreciación de la realidad, indago en lo que expresa ante las complicaciones y el debate que provoca la belleza que conlleva. Discuto sobre la tan buscada dimensión espiritual que mágicamente somos capaces de encontrar en medio de lo extremo y en ocasiones de la nada.

Una vez más, razono en la propia existencia y esa farsa que algunos presumen y le llaman lo “fácil de conseguir”.

En The Revenant, no sólo veo la osadía del ser humano. En The Revenant veo la identidad del mundo actual y a un DiCaprio que ha sobrevivido a ese culto de fantasías titulado Hollywood.

Él me representa esa virtud que “pocos” poseen y muchos desconocen. La audacia, le ha permitido crear una pieza única de su arte, demostrando el triunfo del espíritu humano “sin santos en la corte” y por encima de esta vida salvaje.

Una rareza total para “algunos” y que DiCaprio supo explorar y ofrecer una lección. Quién sabe si lo hizo para cumplir los requerimientos del séptimo arte. Lo cierto es que enfatiza en declarar que los reconocimientos y el Oscar, no son la intención cuando hace películas, mientras los incrédulos dicen que los escasos aplausos por parte de la Academia, lo obligaron a exigirse el doble para empatizar y conmover.

Tal vez, estoy equivocada, pero los egos en una industria como esta no son precisamente ajenos a la tan locuaz “aprobación”. Por lo mismo, me centro en Leonardo, como ese mal que acecha a la gran mayoría, sin valorar lo glorioso que es.

Pero, también quiero referirme  a “la madurez”. Nuestra mejor aliada cuando corremos tras la técnica exacta que nos encamina hacia las buenas elecciones,

“Me ofrecieron mucho dinero por otra película, pero preferí esperar. Me siento muy orgulloso de aquella decisión”

Hablo de madurez, pues el ex niño lindo de Shakespeare, siendo dirigido por monstruos de Hollywood, hoy se embarcó en esta desgarradora aventura con un director latino y mexicano. La decisión madura o no, fue la correcta. Elegir con quien asumir desafíos que logren grandes resultados, no es fácil y González Iñárritu, presume 3 Oscar, suficientes nominaciones, galardones y profesionalismo que lo reconocen a nivel mundial.

golden-globes-2016-alejandro-gonzalez-inarritu
El también sádico personaje de Tarantino, tiene tanto para desmenuzar que debo descubrir en él, mi primera misión para Agent ELLE…

¡Pues bien! Intentaré descifrar ¿Qué fue lo que exactamente remeció a este “mundo y vida salvaje” para que todos reunamos fuerzas y nos conquiste la sensación de que, si él gana el Oscar, nosotros también?

¿Sobrevivencia, adaptación, compromiso con su carrera o quizás discursos como éste?

“…es tiempo de reconocer su historia y es tiempo de proteger todas las tierras indígenas de los intereses de las corporaciones y de la gente extraña a estas tierras que quieren explotarla. Es tiempo de escuchar sus voces y de proteger el planeta para las futuras generaciones”

No sé, si son razones suficientes, pero siento que sus años en Hollywood, con buenos y no tan buenos personajes, una insaciable sed profesional  que lo aleja del matrimonio y los hijos y ciertamente, también de la tan ausente estatuilla por parte de la Academia, no han sido en vano.

¡Lo sé! Todo parece contrario a la lógica, si hablamos del eterno soltero de Hollywood y hombre de romances poco convincentes en Día de San Valentín. Pero, dos de las elegidas (Bündchen y Refaeli) presumen “felices matrimonios, con idas y vueltas y test de embarazos incluidos” en las redes sociales, mientras DiCaprio sigue subiendo los escalones hacia la excelencia de su arte y es recurrente visita de líderes mundiales y espirituales para lograr cambios. Lo que resulta enloquecedoramente atractivo, pues pertenece a la especie que no se conforma con la situación del mundo, sino que trabaja para mejorarlo.

Cuando lo leo y lo veo, comprendo que asumió su carrera como una poesía actoral y su misión con nobleza. Llegado los 41 años, es capaz de persuadirnos y creer que desde este 2016 se patentó: el legado DiCaprio.

(Silencio unos minutos y me detengo en It’s a Man’s Man’s Man’s World de Etta James. Termino mi té verde y vuelo en su perfume a jazmín. Ordeno la idea y escribo…)

En los últimos meses ha protagonizado su personaje más difícil. Ser titular de prensa cada 5 minutos e impregnarnos de nerviosismo, cruzar los dedos y prepararnos para celebrar su primera estatuilla. Es tal el revuelo, que mediante los medios y redes sociales he percibido como todos están empecinados en que la unión hace la fuerza y a gritos se pide el Oscar para quien también lucha contra la extinción de tigres junto a Vladimir Putin, el mandatario ruso que lo llamó “un hombre de verdad”.

LEONARDO DI CAPRIO_VLADIMIR PUTIN_AGENTE ELLE_ANDREA GONZALEZ VILLABLANCA (1)


Insisto en la “unión” y cómo nos mentalizamos en que lo ganará. ¡Ha logrado tanto este hollywoodense! que me invita a pensar en un mundo menos violento y “salvaje” con quien se esfuerza por hacer bien su trabajo. Reconocer la lucha del “otro”, alegrarnos por los triunfos del “otro” ¡A eso me refiero!

… y siento ¿Si la vida fuera más amigable con el otro? ¿Cuál sería la identidad de nuestro mundo?

¿Triunfo del espíritu humano? ¿Agradecimiento hacia el “otro”? ¿Confianza en el “otro”?

Sigo analizándolo y comprendo por qué lo destaco un 14 de febrero. Como ya saben otra de sus virtudes es hacer visible que existe, amistad sincera, entre hombre y mujer (Al menos así lo confirma Kate Winslet) ¿Otro motivo para celebrarlo? y como si fuera poco, el también coleccionista de arte, mensajero de la ONU contra el cambio climático y quien, suele recordar en sus discursos el agradecimiento hacia sus padres por escuchar sus sueños de ser actor cuando era niño. Todo lo dicho, me fuerza a considerar:

¿El Oscar es más importante que contar con la confianza de nuestros padres, en el camino que recorremos hacia el cumplimiento de nuestros sueños?

¿Quizás la búsqueda de reconocimiento es una prueba para demostrar a nuestros padres que no estaban equivocados al asumir el riesgo de apoyar nuestros talentos?

¿Será que hasta la fecha, el Oscar para DiCaprio, sólo significa el vacío inexplicable de una brillante carrera que no “compra premios”?

O tal vez, ¿“lo superdotados” y la búsqueda constante hacia la excelencia nos aleja de “santos en la corte”, incluido San Valentín?

ALGO DE MI
“Las personas más bellas con las que me he encontrado son aquellas que han conocido la derrota, conocido el sufrimiento, conocido la lucha, conocido la perdida, y han encontrado su forma de salir de las profundidades. Estas personas tienen una apreciación, una sensibilidad y una comprensión de la vida que los llena de compasión, humildad y una profunda inquietud amorosa. La gente bella no surge de la nada”- Elisabeth Kübler-Ross

agent elle_leonardo dicaprio_andrea gonzalez villablanca

En DiCaprio veo algo de mí. No sólo por todo lo descrito, ni porque ambos somos escorpio, nacimos en noviembre, compartimos la misma buena estrella para la supervivencia, no surgimos de la nada  y porque coincidimos en ciertas compatibilidades, sino por la forma poco “común” con que asumimos los riesgos y siempre con la mente en el propósito final.

Para sincerarme con ustedes, les cuento que Titanic, nos presentó. Y aunque era muy niña, ya se manifestaba mi inquietante “alma de agente” frente a los por qué de la vida.  Fue ahí cuando nació mi acercamiento hacia el personaje, el actor y todo lo que significaba este film ganador de 11 Oscar y referente mundial de lo que se considera “lujo”.

Para que conozcan mi nivel de adicción al soñador Jack Dawson, miren lo que encontré en el baúl de mis secretos,

agent elle_leonardo dicaprio
_AGENTE ELLE_ANDREA GONZALEZ VILLABLANCA

Bastantes años más tarde y con un Jack casi olvidado, lo vi sin mayor atención en títulos, como El hombre de la máscara de hierro, Diamante de Sangre, Atrápame si puedes, The Aviator, El lobo de Wall Street y más de 25 películas, para luego encontrarnos en el Gran Gatsby.

LEONARDO DI CAPRIO_GRAN GATSBY_AGENTE ELLE_ANDRA GONZALEZ VILLABLANCA

Nueva York, la era del jazz, literatura estadounidense y el famoso contrabandista Jay, fascinaba cada uno de mis sentidos por su clase, caballerosidad inexistente en nuestros tiempos, gran jardín de flores azules y esa fijación obsesiva en la luz verde que, como diría Cortázar “Probablemente de todos nuestros sentimientos el único que no es verdaderamente nuestro es la esperanza. La esperanza le pertenece a la vida, es la vida misma defendiéndose.”

48295

(Doy un soplo, apago esta vela victoriana de sutil color lavanda, olvido a Gatsby y en mi mente viajo una vez más a The Revenant. La oscuridad escapa del recuerdo alarmante que nunca se anuncia, sólo nos golpea con violencia y crudeza para destrozarnos y abandonarnos a nuestra suerte… y es que, en este “mundo salvaje” ¿De qué sirve la venganza, si no se consigue entender los por qué de la vida?)

Abrazo la esperanza porque entiendo que en Hugh Glass y en DiCaprio hay mucho de mí (y me atrevo a decir que también hay mucho de ustedes). Contesto la pregunta de esta misión y me trenzo en una profunda evolución, reviso escenas y aplaudo si el objetivo de The Revenant es lograr humanizarnos, porque no hay discusión respecto a lo significativo de su contribución sobre un tipo de cine que marcará generaciones.

The-Revenant-51

Pienso en mi propia sobrevivencia, porque la farsa de lo fácil nunca fue cautivadora para mí.

Aun así, agradezco, porque cada día y en este mundo que algunos seguimos desconociendo, me atrevo a seguir el legado DiCaprio.  Subir los escalones hacia la excelencia Sin Santos ni Valentín en la Corte . Finalmente, nuestra obligación en este mundo y vida salvaje es renacer o renacer y … si gana el Oscar, nosotros también y si ¿no?…

¡Continuará el 29 de febrero!


El Sí para DiCaprio, cábalas y supersticiones.
 “Hay hombres que luchan un día y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años, y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles” – Bertolt Brecht

0014336218

Tiene un magnetismo impresionante y lo esperamos durante todo el año. Es 28 de febrero y apenas comienza se detiene la palabra, incluso el tiempo. Nadie es indiferente, es día de Premios Oscar 2016.

Para los amantes del cine es la fecha para reunirnos con el talento que, específicamente hoy, nos demuestra la lección de Bertolt Brecht.

Las primeras imágenes encandilan, incluso absorben. Pero los ojos del mundo se centran en un típico rostro de los años 20 o quizás 30. Leonardo DiCaprio y sus rasgos felinos, que el pasado 14 de febrero protagonizaron mi primera publicación para Agent Elle, titulada DiCaprio ¿Sin Santos ni Valentín en la Corte?

Imaginen la fusión: Premios Oscar + Leonardo DiCaprio y lo que ocurre cuando estas dos fuerzas se encuentran en un mismo día. ¿El resultado? invitaba a lo explosivo de todas las mentes que alrededor del mundo aclamaban el premio. ¿Había pasado algo similar en la historia de los Oscar?


Son algunas horas antes del gran momento. Inspirada en él, decidí escribir acompañada de algo dulce para calmar la ansiedad que provocaba el SÍ o el NO. ¿El elegido? Un Cake Ritz con chocolate negro, que según los expertos libera feniletilamina en el cerebro, causando cambios en la presión sanguínea y los niveles de azúcar. ¿El resultado? ¡sentimiento de entusiasmo, alerta en el organismo y nunca logré calmar la ansiedad!

SAM_0441

Verlo sentado junto a su madre en el teatro Dolby de Los Ángeles, fue como una aleación tan compacta como la que consigue con cada uno de sus personajes. Clásico, jovial y ese porte de Hollywood, digno de cualquier argumento intrigante que busca descubrir una mujer. ¿No les resulta atractivo un hombre que ame a su madre?

1

vogue_news_672384632_620x431

Rememoro todo lo que escribí en DiCaprio ¿Sin Santos ni Valentín en la Corte? y me detengo en su intensidad informativa, preocupación social y asertivos discursos sobre la política de la codicia.

Lo que hechiza de él, es que admirarlo, no es una resignación, sino algo que en sus primeros pasos en la actuación se veía venir.

HOL01. LOS ÁNGELES (CA, EE.UU.), 28/02/2016.- El actor Leonardo DiCaprio posa con su Óscar a Mejor Actor por la película "The Revenent" hoy, domingo 28 de febrero de 2016, en la sala de prensa de la edición 88 de los Premios Óscar, en el Teatro Dolby de Los Ángeles, California (EE.UU.). EFE/BERENICE SANDOVAL-RIZO

Gracias a los poderosos efectos de mi Cake, observé con energía natural y elevada concentración cada detalle de la ceremonia más ambiciosa y compleja que presenciamos una vez al año. Los hechos, ¡ustedes ya los conocen!

ALGO DE MI
Ya es 29 de febrero y mientras comentábamos los resultados del Oscar 2016, reviví cómo nos unimos para que por fin la estatuilla se le concediera a nuestro favorito. ¿Recuerdan? Si él gana, nosotros también.


Refugiándome en el análisis de las supersticiones, imaginamos el origen de cruzar los dedos y el por qué se le considera un signo de buena suerte.

Andrea Gonzalez-Villablanca_Agent ELLE_es_

En el mundo occidental, popularmente se cree que para tener buena suerte o demostrar solidaridad en apoyo a alguien, CRUZAR LOS DEDOS, surge de:

“Dos teorías principales: Las primera se basa en ideas que nacen del cristianismo pagano de Europa occidental y es relacionado con la cruz. La intersección de los dedos era considera como una marca de concentración, buen ánimo y para pedir un deseo. La práctica de pedir un deseo en una cruz dentro de las culturas europeas evolucionó para que la gente expresará su apoyo hacia alguien, cruzando los dedos frente a la otra persona. Finalmente, la gente se dio cuenta que podía pedir algún deseo solo y difundir el beneficio de una cruz sin la participación de otra persona, cruzando primero sus dos dedos índices, y finalmente adoptando el cruce de los dedos de la mano que actualmente usamos.

La explicación alternativa cita a los primeros tiempos del cristianismo, cuando los practicantes fueron perseguidos por sus creencias. Para reconocerse entre cristiano, la gente desarrolló una serie de gestos con las manos, una de las cuales era el símbolo de un pez, tocando los pulgares y cruzando los dedos índices. Esta teoría no explica completamente cómo se asoció en su inicio con la buena suerte, pero si con un gesto para saludar a los soldados heridos creyentes en Dios durante la Guerra de los Cien Años”

vogue_news_797677071_620x431

vogue_news_17536218_620x

vogue_news_589136552_620x930
En el caso del valiente y arriesgado DiCaprio, la fuerza de la mente, el hilo rojo de protección en su muñeca izquierda, su amiga amuleto (Kate Winslet) y “cruzar los dedos” por él en cada rincón del planeta, ayudó y se consiguió “el imposible” en la salvaje industria perpetua de sueños y la excesiva ceguera de quienes conforman la Academia.

vogue_news_399249729_620x431
vogue_news_17536218_620x (1)

Son las 9 de la mañana y acompañada de otro té verde con jazmín, me asaltan dudas y pienso en los que presumen sobre “lo fácil de conseguir”:

Andrea Gonzalez-Villablanca_Agent ELLE_es_ritual ritz

 ¿De qué sirven las cábalas cuando no hay razones para ser recompensado?

¿Será una característica aceptada en un mundo ciego a la excelencia ajena?

Sumida en la fragancia de mi té, ahondo en su pasión por la actuación y la frase de Bertolt Brecht. Y aunque ayer ganó DiCaprio, sigo considerando que pertenece a  la selecta especie que no sólo se exige para enjoyar su arte, sino que la vida o quién sabe si existe una energía suprema que lo eligió para motivarlo a ser el mejor.

Me envuelvo en el perfume embriagador que elegí para esta ocasión y la lección de esta experiencia junto a un imprescindible de Hollywood y confieso que anoche vi algo de mí:

Nos pasamos una vida entera luchando frente a los infinitos NO en la búsqueda del SÍ. Ese mismo SÍ para nuestro bello DiCaprio, finalmente fue un SÍ para todos quienes conocemos uno de los secretos del éxito. Porque desde hoy da igual si la tercera o la quinta es la vencida, el premio radica en la constancia en los propósitos y si hay cábalas, aún mejor 😉
12804735_10209202190837816_4081549365970742747_n

Textos publicados en AGENT ELLE, para Revista ELLE, España
Agent ELLE - El blog de Andrea González-Villablanca en



© 2006 - 2016 • Copyright Andrea González-Villablanca • Todos los derechos reservados • Prohibida la reproducción total o parcial del presente texto.

No comments: